Datos de contácto correos: diario_balance@hotmail.com / balancenoticias@hotmail.com
Whatsapp: 22 11 84 89 47
Desde hace 30 años, Don Paco y sus panes poblanos conquistan NY - Balance Diario
  • Sáb. Nov 26th, 2022
Flash informativo

Desde hace 30 años, Don Paco y sus panes poblanos conquistan NY

Noviembre 15 del 2021.-México cerrará este 2021 con un récord en la recepción de remesas cercano a los 50 mil millones de dólares, recursos que llegan provenientes de millones de connacionales que con su trabajo impulsan la recuperación económica de nuestro país.

Francisco López, mejor conocido como Don Paco López, tiene 87 años de edad, 42 de ellos de vivir en los Estados Unidos y desde hace 30 de haber instalado la primera panificadora en la céntrica 4th Avenue de Sunset Park, en Brooklyn: “Don Paco López Panadería”, a la que se le suma una segunda en el East Harlem de Nueva York.

Es un espacio que inició reducido con sólo un horno de pizzas, batidora y una mesa, pero que poco a poco ha ido creciendo conforme a las necesidades.

Comencé yo solo, mi esposa trabajaba, pero en las noches se quedaba aquí para acompañarme, se acostaba en unos cartones”, dijo.

En entrevista con Excélsior, Don Paco cuenta que el oficio de panadero lo heredó en su natal Acatlán, Puebla, de donde llegó en 1979 a sumarse a la comunidad mexicana junto a sus 8 hijos, que hoy, también, están volcados en sacar adelante el negocio, luego de la pandemia de covid-19 que dejó números rojos en la operación y un saldo triste en clientes y conocidos.

“Mi papá fue panadero y yo comienzo a trabajar con él a la edad de 8 años, él me enseñaba, me subía a una caja de madera para que yo alcanzara y así comenzamos”, expresó el señor que hoy debe caminar apoyado de un bastón, pero que desde su banco y mesa supervisa la elaboración correcta del bizcocho.

“Orgullosamente 30 años de mi padre haciendo pan, orgullosamente 87 años mi padre sigue trabajando; 8 hijos, 13 nietos y seguimos aquí con las familias cada uno de mis hermanos, somos una familia de 30 personas”, comentó por su parte Anel Mejía, hija de Don Paco, al tiempo que lamenta las muertes de varios de sus clientes y la catástrofe económica que dejó este último año y medio de pandemia.

Fue muy difícil, porque tuvimos que cerrar temporalmente un mes por la pandemia, no hubo ingresos, pero tratamos de mantener a nuestros empleados que tienen 5 o 10 años con nosotros, les dábamos días de trabajo sin quitarles el trabajo y ayudándonos”, dijo.

Cada día, en Don Paco López Panadería se producen más de 2 mil deliciosos panes entre mini conchas, magdalenas, rosquillas, bollos, recientemente el pan de muerto y para esta temporada de fin de año, no falta la Rosca de Reyes que conserva la receta tradicional con ingredientes de la mayor calidad elaborados aquí mismo y traídos desde México.

“Mi hermana Martha que vive en Chicago fue la que dijo porque no se le pone Don Paco López. Yo lo primero que dije es muy largo el nombre, ¿Porque Don Paco? Porque Don Paco siempre fue sinónimo de buen pan en Acatlán y mucha gente lo recuerda por el buen pan que hacía, y así nació el nombre de Don Paco López Panadería”, comentó Miguel López, el hijo mayor, responsable de la administración.

Agregó que, tras el huracán Katrina, en 2005, los precios de las materias primas se dispararon, los hermanos intentaron modificar algunos ingredientes para mantener la producción, pero no contaron con la opinión de Don Paco.

“Todos dijeron que sí, al final mi papá preguntó: ‘¿es un hecho que van a cambiar la receta?’, le dije ‘sí’, por los costos, entonces dijo: ‘si van a cambiar la receta le cambias el nombre a la panadería, porque aquí las recetas no se cambian’”, recordó.

Y caso cerrado, no se modificaron los ingredientes.

A la venta de pan, que como en México el propio cliente puede tomar directo de las vitrinas durante todo el día, se suma la elaboración de tamales y tortas que se han vuelto un clásico en esta zona, además de productos de la cocina mexicana. Don Paco López Panadería es resultado del trabajo de toda una familia que decidió migrar para lograr el sueño americano y que no se olvida de quienes aún permanecen en su tierra.

Aunque todos estamos aquí radicados en Estados Unidos, tenemos familiares, por ejemplo, una tía que fue con la que nos criamos cuando mis padres emigraron a Estados Unidos y eso no se olvida.

«Eso es gratitud hacia la persona que cuidó de nosotros y nosotros ahora tenemos que cuidar de ella, está internada en una casa hogar y tenemos que seguir viendo por ella y es parte de las remesas que mandamos”, comentó Miguel López.

El próximo jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunirá en la Casa Blanca con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y con su homólogo estadunidense, Joe Biden, a quien, según anticipó en un mensaje a los migrantes desde Nueva York, pedirá que impulse la reforma migratoria que regularice a al menos 11 millones de mexicanos que viven en esta nación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *