_blank
Datos de contácto correos: diario_balance@hotmail.com / balancenoticias@hotmail.com
Whatsapp: 22 11 84 89 47
Yunior García: en Cuba, me siento como judío en la Alemania nazi - Balance Diario
  • Mié. Sep 28th, 2022
Flash informativo

Yunior García: en Cuba, me siento como judío en la Alemania nazi

 

Noviembre 23 del 2021.-El 14 de noviembre, el disidente y activista cubano Yunior García planeó marchar en solitario por el malecón de La Habana cargando una rosa blanca.

Pero ese día, un grupo de agentes vestidos de civil cercó su casa y bloqueó sus ventanas con la bandera cubana, le bloquearon el internet, la comunicación e impidieron salir.

Ese día me sentí como un judío en la Alemania de Hitler. Sin ningún derecho a vivir, a respirar ahí, a participar ahí, y ese día comprendí que quizás no iban a detenerme, sino más bien mantenerme ahí en mi casa, recluido, vigilado, rodeado, sin acceso a la comunicación e irme convirtiendo poco a poco en una no persona”, explicó en entrevista con Excélsior el también dramaturgo.

Después del episodio de las banderas, García tomó la decisión de salir de su país y actualmente está en Madrid.

Empecé a sentir algo que nunca había sentido, que era demasiada rabia, nunca he querido utilizar el odio como causa de lucha, todo el tiempo he querido apartar esos sentimientos de mí, pero ese día me estaba ganando la rabia y me estaba ganando el odio, por lo tanto entendí que si me quedaba en Cuba me iba a convertir en lo que he criticado siempre”, compartió a través de una videollamada.

García es uno de los jóvenes que protestó en un plantón frente al Ministerio de Cultura de la capital caribeña el 27 de noviembre de 2020.

Después participó en las movilizaciones del 11 de julio, cuando fue lanzado a un camión de escombros. Fue protagonista en la convocatoria para la megamarcha del 15 de noviembre, que no se realizó.

Sin embargo, la respuesta del gobierno ha sido la represión, el intimidamiento, la amenaza, denunció.

Según la organización Prisoner Defenders, actualmente hay 683 presos políticos en el país caribeño, la cifra más alta en la historia de la isla.

¿Cómo fue que tu casa quedó cercada con la bandera de Cuba?

Ellos no le habían permitido a la prensa acercarse a mi casa ese día, desde las 5:00 empezaron a rodear. Estoy convencido de que eran policías vestidos de civil, aunque llevaron a simpatizantes.

No querían que me comunicara, no sólo con la prensa, sino con nadie. El objetivo de ellos era no sólo mantenerme dentro de mi casa, sino mantenerme en silencio y de ser posible mantenerme invisible, era como querer que una persona desapareciera, yo estaba adentro de mi casa como si no tuviera derecho a existir.

Cuando se dieron cuenta de que la prensa  me estaba tomando fotos, bajaron una bandera cubana —que es la bandera de todos los cubanos, no importa cómo piensen y cuál sea su ideología— para bloquear toda visibilidad entre cualquier cubano y yo.

Fue el día más terrible de mi vida: decepción. Es como: perdónalos porque me hacen esto, soy uno más. Es falso que soy un mercenario, es falso que soy un agente de la CIA.

¿Cómo es posible que se crean todas esas mentiras y sin conocerme quieran venir a mi casa a amenazarme, a querer arrastrarme como si fuera un delincuente?

Yo no podía seguir en Cuba con rabia, porque si no me iba a convertir en un monstruo, tenía que salir, desahogarme, contar lo que estaba pasando y volver con el corazón limpio.

El país que queremos construir también los incluye, cabe la izquierda, la derecha, el centro, socialistas, liberales. Queremos construir un país que sea el resultado de un consenso nacional.

Hoy estás lejos de tu país, pero con más opciones para denunciar…

Es contradictorio, no he tenido tiempo para pensar en emociones ni sentimientos. Hemos tenido mi esposa y yo momentos de sentirnos destruidos, de llorar a más no poder, cuestionar si estuvo bien o no, de extrañar a nuestra familia, dejé a mi hijo, a mi madre en Cuba, nunca he querido emigrar. Nunca estuvo entre mis planes.

Salí obligado de Cuba. nunca me iban a permitir ser humano normal, iban a destruirme como ser humano.

Pero no es tiempo para lamentarse, es tiempo de: si estoy aquí, hacer lo que tengo que hacer, que es no callarme y preparar las condiciones para volver y seguir luchando por lo que considero que es justo. Yo no quiero una gota de sangre.

No podemos volver a cometer el error de 1959, cuando sustituimos una dictadura por otra dictadura peor. Tenemos que construir, tiene que ser una democracia, una república libre, con Estado de derecho, con respeto a los derechos humanos. Hay que hacer las cosas sin rabia.

DAVID VS. GOLIAT

Para García, quien estudió teatro y ha escrito guiones para cine y series, fuera de Cuba la población ha comprado “el cuento” de la Revolución víctima del imperio.

Cuba se presenta ante el mundo como un David que se enfrenta a un Goliat. Sin embargo, dentro, cualquier ciudadano que intente comportarse como un David se enfrenta con un régimen que constituye a un Goliat mucho más poderoso que está dispuesto a aplastarlo”, afirmó.

Él comenzó como un activista cultural, como reacción a la censura del Estado hacia la comunidad creativa.

Sus acciones han ido creciendo y limitando a otros sectores de la sociedad, convirtiéndose en un movimiento social.

Así, hasta ser uno de los fundadores del colectivo disidente Archipiélago.

Cuba critica un mundo hegemónico, pero dentro de Cuba existe un partido único que tiene la hegemonía absoluta de todo el pensamiento cubano”, declaró el artista de 39 años.

Para él, en el país no hay socialismo: “Cuba es una dictadura con un capitalismo monopolista de Estado, donde una casta de personas muy reducidas, casi todos, familia, tienen el control de la economía, del ejército, las armas, las instituciones”.

A esto se suma la crisis derivada de la pandemia, que devino en inflación y deterioro de la calidad de vida “no sólo por el embargo, también por ineficiencias internas”.

Eso generó un descontento sin precedentes que acabó haciendo que la gente se lanzara a la calle y la respuesta fue la violencia. No hubo nunca por parte del régimen una intención de diálogo, sino de vigilar, amenazar, amedrentar”, aseguró.

Aunque hay una intensa represión, los jóvenes encuentran alternativas para organizarse.

Si el régimen cree que ya ganó, obligando a algunos a marcharnos es porque no entiende al pueblo de Cuba. la gente en Cuba quiere cambio y ese cambio va a llegar”, dijo.

Pero, para eso, afirmó, es necesario el apoyo internacional.

México es un país muy importante para Cuba. Sé que en México hay una visión nostálgica, romántica respecto a Cuba. Yo no le pido a ningún mexicano que cambie de hoy para mañana su visión sobre la realidad de Cuba, le pido que trate de acercarse a lo que pasa de verdad”, afirmó.

Respecto a la postura del gobierno mexicano, de no opinar sobre la represión, García afirmó: “Yo creo que si Andrés Manuel López Obrador es una persona honesta, como me parece que es, está bien que condene a Estados Unidos cuando comete una injusticia o agreda a un país que considera hermano, pero no sería honesto hacer eso cuando el gobierno de Cuba hace lo mismo con sus propios ciudadanos”.

Para él, el gobierno de su país es “la madre de las dictaduras en América Latina”.

Es obvio que en Venezuela, en Nicaragua no hay democracia, pero también hay dictaduras de derecha que podrían surgir y hay que impedir que ocurran. Las dictaduras no son ni de izquierda ni de derecha, son dictaduras, y donde quiera que ocurran están mal y los pueblos tienen que enfrentarlas”, reafirmó.

Llamó a consumir el arte actual para conocer el panorama de la isla.

Que nadie se crea que por haber visitado Cuba dos semanas y haberse paseado por el malecón con un mojito y una camiseta del Che es capaz de comprender Cuba”, afirmó.

“Es un fenómeno más complejo y hay que escuchar a la gente que sufre”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.