_blank
Datos de contácto correos: diario_balance@hotmail.com / balancenoticias@hotmail.com
Whatsapp: 22 11 84 89 47
“MARGINALIDAD Y VIOLENCIA URBANA” - Balance Diario
  • Dom. Oct 2nd, 2022
Flash informativo

“MARGINALIDAD Y VIOLENCIA URBANA”

22 09 2022

Héctor Manuel Pérez Cuéllar

El debilitamiento de las Corporaciones Municipales y Estatales, nos hacen reflexionar que construir una Nación Republicana no es posible, si se sigue en el afán permanente de una Militarización, que no conduce al avance de una sociedad que evolucione con sentido Democrático y de Civilidad, en el sentido de la obediencia de las Instituciones de la Seguridad de todos.

El insistir en que permanezcan las Fuerzas Armadas en nuestras calles, es como dejar que se consideren un Partido Político más, pero con una gran diferencia, que ellos tienen armas, combatir la Inseguridad no es legitimando al Ejército como único factor del cambio que México necesita, los espacios públicos los ocupan ciudadanos, los cuales en el sentido y pensamiento Militar, no deben ser enemigos a eliminar, por más que se determine que son infractores de la Ley, el orden Constitucional determina que aquel que violenta a la misma será presentado ante la Autoridad, más no, el crear ambientes de combate y reyerta permanente, el avance del Autoritarismo si justifica la Militarización, no es el caso que México requiere, en ese marco el empoderamiento de las Fuerzas Armadas, se vuelve peligroso y complejo, el temor será evidente, las acciones punitivas y represivas son la constante en Países que han adoptado la apuesta por poner en la Seguridad Pública a los Militares.

Nuestras Autoridades en su afán de poder, olvidan de que se trata servir, la Desigualdad no se combate con el Militarismo, la Violencia Urbana tampoco se combate de la misma manera, el México que tenemos es un espiral de necesidades cada día menos alcanzables por los ciudadanos, las frustraciones a las que enfrentan se convierten en Marginalidad, son golpes al intelecto que causan frustración y deseos de solución, en ese sentido muchos encuentran la puerta falsa de la Criminalidad, no se justifica pero sin ser falsos moralistas, se puede entender y justificar, pues mientras las clases políticas y su cúpula de poder gozan de cabal salud, los demás sufren para sobrevivir, no quiero escribir una novela de Corín Tellado, es nuestra realidad que muchos hogares viven, los procesos revolucionarios que vivimos los mexicanos, son efecto de esa desigualdad, marginalidad y frustración, hoy mucho de ello se encuentra en la Delincuencia Organizada, que unos cuantos que se les llama Capos, aprovechan y usan a las personas para sus fines y en contraparte, sin darse cuenta esos ciudadanos acaban en un torrente de violencia y, poder erróneo enmascarado como un cobro social, por la desigualdad tan marcada que tenemos, reitero no justifico ello, pero caramba verlo distinto nos hace falsos.

Los factores de Impunidad, son los ingredientes que condimentan nuestra Violencia, desde como en las ciudades a sus Policías se les trata con sentido de esclavos, trabajan como si fueran solares, esos horarios de 24 hrs. de trabajo solo en la mente de un político cabe, a sabiendas que es contraria a la Ley Federal del Trabajo, el control civil es

necesario para entender que la Seguridad Pública su operación le pertenece a los ciudadanos, el Mundo Civil es muy distinto al Militar, no se confundan, estigmatizar que solo los Militares son honestos es una falacia plena, nuestras Fuerzas Armadas deben gozar del respeto para lo que fueron creadas, la Democracia y ese Control Civil son requisitos insoslayables en la construcción de un Estado Republicano, la formas de fortalecer nuestras Corporaciones Policiales, es la meta a llegar, dejar en el pensamiento que porque el Militar está para dar batalla a las fuerzas delincuenciales, que por cierto dejaron crecer y en muchos casos fueron cómplices, no se puede tolerar, lo poco racional que se escucha lo dice por sí solo, nuestras Policías su finalidad primordial es el de imponer la Ley, en el contexto social, el uso de acciones militares en los últimos 20 años, han dejado daños colaterales de inmenso dolor.

El quebranto de la Constitucionalidad, lo vimos en aquellas acciones de detenciones de Presidentes Municipales en Michoacán y, que todos sabemos es una Región en el olvido intencionado, porque intencionado, simple, hay muchos intereses de los cuales los Políticos se benefician, quien puede olvidar a un Gobernador sentado con un Líder Criminal, el seguir sosteniendo a Presidentes Municipales cuestionados por su legalidad y arbitrariedad es luego entonces el principio de nuestro desastre, en ello se persistirá en la constante de violentar los Derechos Humanos de los Ciudadanos, en consecuencia el uso de Militares es utopía de solución, pues los Militares no están preparados para Prevenir el Crimen y mucho menos para manejar la Política.

El concepto de la Seguridad Pública, ha evolucionado desde una lógica de disuasión nuclear a una visión más amplia, así la Criminalidad lo exige, existen amenazas del Crimen Globalizado, lo que hoy está siendo una constante el Terrorismo como medio con lo que actúan los Grupos Criminales, la Ciberdelincuencia, una Migración sin control y, lo que nos aqueja constantemente, el Narcotráfico, las acciones en todos ellos nuestras Corporaciones no están preparadas, ahí entran las Fuerzas Armadas, con planteamientos de aniquilación, pregunto ¿esa es la solución?, considero que no, el núcleo social lo encontramos en el Municipio, de tal suerte, se debe fortalecer mediante procesos de profesionalización constante y metódica, esos métodos de aniquilar el enemigo, destruirán uno, pero surgen nuevos, por ello es importante combatir la Marginalidad y la Violencia Urbana, ahí es la Génesis del problema, sin ello, pueden traer a varios Ejércitos y más Ejércitos y, no tendremos solución a los problemas de Inseguridad.

“Cada sociedad tiene el tipo de criminal que merece”. (Bobby Kennedy)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com

Twitter. – @hector_mperez

Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

YouTube. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.